Cinco razones por las que utilizar láminas solares en el coche

Cinco razones utilizar láminas solares en el coche

Por Irene Peña

 

Las razones por las que los clientes se deciden por instalar láminas solares en los vehículos son variadas: minimizar los efectos de los rayos ultravioletas sobre nuestra piel y sobre los componentes interiores del vehículo, reducir los deslumbramientos, reducir la temperatura y el uso del aire acondicionado, aumentar la privacidad, etc.

En España, según el reglamento de circulación, únicamente se pueden laminar las ventanillas laterales traseras y la luna trasera, pero no así el resto de cristales, con la única excepción de los vehículos de los cuerpos de seguridad del Estado y los de las personas afectadas con determinadas enfermedades, que están autorizados a tintar las lunas laterales delanteras. En la mayoría de los vehículos modernos, el parabrisas ya suele venir con un laminado protector de rayos UV.

“El cristal se vuelve más resistente ante intentos de rotura por parte de los ladrones.

Siempre es necesario utilizar una lámina homologada. Estas láminas suelen ser de poliéster, y están compuestas por tres capas. La primera, aporta el color o tono final de la luna. La segunda capa es el filtro que bloquea el 99% de los rayos ultravioletas, nocivos para la piel y los elementos interiores del vehículo. Y la tercera es la lámina proyectada con metal que aporta dureza y durabilidad, y garantiza la conservación del color y del conjunto.

Aunque los motivos para laminar las lunas del coche son variados, nosotros te lo recomendamos por estos 5 motivos:

 

1.  Evitar que la tapicería y otros componentes del vehículo se decoloren

La película para ventanas bloquea la luz solar intensa que puede desteñir la tapicería y decolorar el cuero y resto de componentes, además de ayudar a evitar grietas y deformaciones. La protección contra los rayos UV es casi total, independientemente de la tonalidad de la lámina.

 

2. Protegernos de los rayos UV

El laminado de lunas bloquea hasta el 99 % de los dañinos rayos ultravioleta del sol que pueden acelerar el envejecimiento de la piel y causar cáncer de piel. Las investigaciones muestran que el 53 % de los cánceres de piel en los EE. UU. ocurren en el lado izquierdo del cuerpo, que se correlaciona con el lado del conductor de un automóvil.

 

3. Rechazo del calor solar

Las láminas solares también ayudan a reducir la energía solar que alcanza el interior del vehículo y por tanto la necesidad del uso del aire acondicionado. Según el grado de tintado, se puede bloquear entre el 35 y el 45 % del calor solar que se acumula en un automóvil.

 

4. Aumento de la seguridad

El laminado de ventanillas aumenta la seguridad, ya que ayuda a evitar la rotura del cristal en caso de golpe, y también la fragmentación en caso de rotura del cristal. Y por otro lado, el cristal se vuelve más resistente ante intentos de rotura por parte de los ladrones.

 

5. Comodidad y privacidad

El laminado permite una amplia gama de tonos para brindar un nivel de privacidad, tanto de los pasajeros, como los objetos dentro del vehículo cuando está aparcado. Además del calor, el laminado evita reflejos y deslumbramientos. 

Aunque la visibilidad de fuera hacia dentro se puede reducir hasta casi nula según el tintado elegido, la visibilidad de dentro afuera apenas se reduce en un 5%, sea cual sea el tintado de la lámina.

Irene Peña
Taller de vinilo y personalización de vehículos
Llevo 7 años dedicándome a la publicidad, en el taller de personalización de la empresa. Las técnicas de personalización son diversas y todas requieren una mezcla de habilidad y arte. Me apasiona mi trabajo, y disfruto aprendiendo cada día y perfeccionando lo que hacemos. Los nuevos materiales, como el vinilo, ofrecen cada día nuevas posibilidades y acabados para personalización y decoración. Soy una persona activa y entusiasta. En mi tiempo libre me gusta hacer escapadas al mar… ya que me ayuda a desconectar y volver con más fuerza!

5 claves para crear un buen logotipo

5 claves para crear un buen logotipo

Por María José Moreno

 

El logotipo es un elemento fundamental para dar a conocer nuestra empresa y transmitir su identidad. Un logotipo no es simplemente un dibujo bonito, si no que además debe transmitir el mensaje que queremos asociar a nuestra marca: qué hacemos, qué nos hace distintos y cuál es nuestro carácter.

En diseño, antes de ponernos a construir cualquier elemento gráfico, debes que tener claro los mensajes que queremos transmitir. Así que, lo primero de todo es tener claro quién será nuestro público objetivo, en qué nos queremos diferenciar, y cuáles serán nuestros principales valores: seguridad, sostenibilidad, innovación, etc.

 Aunque, como ya he dicho el logotipo depende de cada marca, hay unos elementos que deben ser comunes a cualquier logo:

 

Sencillez

Como en cualquier elemento de comunicación, menos es más. Un diseño estará terminado cuando ya no le podamos quitar ningún elemento, porque si se hace el mensaje se pierde.

Un logotipo sencillo y claro transmite profesionalidad y confianza, y será más fácil de recordar.

 

Relevancia

La finalidad del logotipo es transmitir un mensaje y la identidad de nuestra marca, será un buen logotipo en la medida que se consiga este fin. Las formas y colores deben transmitir las emociones que queremos transmitir con nuestra marca. 

En nuestro logo de DPSur, los contrastes de formas, tamaños y colores transmiten el mensaje de que con nosotros “te harás notar”. El color rojo transmite juventud y emoción en nuestros diseños, el verde transmite progreso y evolución con nuestra publicidad, el azul transmite confianza, fuerza y confiabilidad en nuestro trabajo. 

Un logotipo sencillo y claro transmite profesionalidad y confianza, y será más fácil de recordar.

Originalidad

Si queremos decir a nuestros clientes que ofrecemos un valor diferencial respecto a la competencia, eso debe empezar con nuestro logotipo. No debemos caer en el error de copiar logotipos o parte de ellos porque son bonitos o están muy extendidos.

Más bien, realiza una búsqueda de logotipos en su industria y busca patrones evitando imitarlos. 

Por otro lado, hay que intentar que el logotipo sea moderno pero que aguante bien el tiempo, y no utilizar elementos de moda pasajera. Lo estilizado y sobrio aguanta mejor el tiempo.

Algunos logotipos han cambiado poco con el tiempo, solo se han modificado para hacerlos más modernos pero manteniendo intactos los elementos esenciales, como UPS, Starbucks y Burger King.

 

Memorable

Un logotipo debe recordarse fácilmente con solo un vistazo. La mayoría de las personas sólo van a prestar unos segundos de atención.  Como cualquier símbolo, debe representar algo singular y debe recordarse fácilmente.

 

Adaptable

El logotipo se presentará en muy diferentes soportes y materiales, y es fundamental que se pueda adaptar sin perder la esencia del mensaje.

El logotipo se podrá representar en objetos tan distintos como: camisetas, gorras, mochilas, bolígrafos, llaveros, tazas y botellas. También en tamaños tan distintos como documentos, pancartas, banderas, etc. 

Deberá adaptarse a fondos oscuros y claros, y a las distintas técnicas de personalización, por eso es importante disponer de una versión en blanco y negro.

Y la última regla de oro:  pregunte a sus clientes o público objetivo, ¿qué les sugiere el logo?, ¿transmite el mensaje y las emociones que la empresa pretende?

María José Moreno
Departamento de Diseño
Soy una persona dinámica y creativa, y aunque mi formación es en administración y finanzas, me apasiona el diseño y las herramientas de diseño gráfico. Me gusta entender las motivaciones y necesidades de los clientes y como plasmarlas en el diseño y en el producto final. En mi tiempo libre me podéis encontrar viajando y practicando deporte en cualquier parte, y especialmente en los rincones de la Sierra de Cazorla.