Objetos promocionales: ¿sí o no?

Por Ana Sánchez

 

El objetivo que se persigue cuando publicitamos nuestra marca es que los clientes y posibles clientes la reconozcan e identifiquen nuestros servicios, y nos recuerden y consideren cuando vayan a tomar una decisión de compra.

 

 

En la publicidad de medios masivos, gran parte del público alcanzado no es potencial cliente, y adicionalmente, la mayor parte de ellos ni siquiera escuchan y prestan atención. El público está consumiendo algún tipo de medio y el anunciante interrumpe el consumo para incluir la publicidad, y esto genera rechazo.

Un producto promocional no tiene el alcance inicial tan masivo como un anuncio en televisión, prensa o internet, sin embargo el número de impresiones visuales se va repitiendo en el tiempo, la reacción que genera en el receptor es mucho más positiva, y el recuerdo mucho más prolongado en el tiempo. Y esto unido al menor coste de los productos promocionales hace que tengan un mayor retorno de la inversión.

La publicidad promocional es barata y directa, con resultados rápidos y efectos duraderos.

 

 

Nosotros pensamos que todos los medios de publicidad son útiles, y que en cada caso hay que buscar el mix más adecuado en función del público objetivo, el mensaje a transmitir y el presupuesto disponible. Las grandes marcas (Coca Cola, BMW, etc.)  tienen enormes presupuestos de marketing y están en las redes sociales, la televisión, las vallas publicitarias y los periódicos, pero además realizan numerosas campañas con objetos promocionales.

«La publicidad promocional es barata y directa, con resultados rápidos y efectos duraderos.«

Conocer al público objetivo y cómo responden a los distintos modos de publicidad no sólo ayudará a priorizar el gasto, sino que también proporcionará las herramientas adecuadas para adaptarse a un entorno en continuo cambio. Y lo que nunca falla es la creatividad. La publicidad creativa tiene mayor alcance, es más memorable, duradera, funciona con menos gasto en medios y crea una red de seguidores.

Conocer al público objetivo y la creatividad son dos factores clave que debemos tener en cuenta a la hora de elegir y personalizar los objetos promocionales.

Ana Sánchez
Departamento Comercial
He trabajado durante más de 10 años en distintas posiciones comerciales, principalmente en el comercio minorista. Ahora llevo 3 años en el negocio del marketing y la publicidad, y me parece realmente apasionante, cada cliente y cada caso es un reto, que intentamos superar con esfuerzo, imaginación y conociendo una amplia gama de productos, servicios y técnicas de personalización. Soy una persona positiva y sociable, me encanta colaborar con los clientes y buscar conjuntamente soluciones y oportunidades. Me gusta compartir mi tiempo libre con familia y amigos, y asistiendo a algún que otro concierto.
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *